Búsqueda personalizada

Volar en el 2021: qué esperar al viajar en avión

En algunas ocasiones volar significaba mucho glamour. Incluso, no existía la famosa clase económica o clase turista (una historia muy interesante). Con los años, los precios habían bajado y así había más posibilidad de conocer el mundo. Aunque para eso las aerolíneas disminuyeron el espacio personal y los servicios. Ahora volar en el 2021 representa un cambio importante por la situación sanitaria.

En el presente artículo se revisará que se puede esperar antes, durante y después de nuestros vuelos. Obviamente la intención de muchos es poder seguir viajando y conocer mundo. Pero volar en el 2021 tiene otras implicaciones. Revisémoslas para tener expectativas realistas.

Antes de viajar

Al planear nuestro viaje tenemos que entender las implicaciones derivadas de la pandemia. La más importante se deriva si nuestro viaje es doméstico o nacional o se viaja al extranjero.

En el caso de vuelos dentro de nuestro país, es necesario revisar las disposiciones del aeropuerto de origen y de destino, así como los requerimientos de cada ciudad basado en lo establecido de forma estatal, regional o nacional. A esto, hay que ver si las aerolíneas piden algo en particular.

Para los vuelos internacionales, las cosas se vuelven más complejas. Por una parte, hay que conocer qué pide el aeropuerto local como se mencionó previamente, pero también qué se solicita en el país destino. En la mayoría de los países piden pruebas y éstas deben someterse al momento de hacer el registro: ya sea en el aeropuerto o en el destino.

Algo importante de tener en consideración, es que se cambia frecuentemente de condiciones de ingreso. Recientemente Estados Unidos anunció cambios en los criterios de ingreso. También hemos visto algunas medidas europeas ir y venir. Para esto, siempre es bueno saber y buscar flexibilidad en nuestras reservas de boletos de avión y hospedaje en el destino. Con ciertos cambios nos pueden obligar a no viajar en las fechas previstas.

Finalmente, es necesario conocer qué medidas adicionales pide la aerolínea. Cuando inició la pandemia, algunas aerolíneas aceptaban mascadas o bufandas que cubrieran nariz y boca. Hoy solamente aceptan equipo de protección personal grado médico.

Hay nuevos protocolos en los aeropuertos

En el aeropuerto

Tal vez el punto más molesto de volar en el 2021 es el paso por el aeropuerto. Si conocemos los requerimientos del aeródromo con antelación, se puede mitigar el malestar y los retrabajos. Pero no siempre.

Entre más grande sea el aeropuerto, probablemente más molesto sea viajar. Muchos aeropuertos van a pedir que sigamos las medidas de sana distancia, así como utilizar cubrebocas. De hecho, utilizar doble cubrebocas disminuye el riesgo de contagio —siempre y cuando se utilicen correctamente—.

Otra de las consideraciones al estar en el aeropuerto, es la necesidad de lavarse las manos o utilizar alcohol gel. Esto porque estaremos tocando muchas superficies. Por ejemplo: los filtros de seguridad o si se requiere comprar alimento o algún servicio. En muchos aeropuertos los dispensadores de gel no se reponen óptimamente. Igual, nuestras cosas si las manipulamos se pueden contagiar. Por lo que hay que ser cuidadosos con no tocarnos la cara si se requiere utilizar el teléfono móvil o una computadora.

Lamentablemente mucha gente no respeta la sana distancia. Además, las zonas de descanso no están diseñadas para esta situación. Por lo que es importante mantener vigía en el uso del cubrebocas. Es necesario tomar precauciones por aquellos que no respetan una sana distancia. Esto en el registro, al pasar por seguridad, salas de espera y abordar.

La espera puede ser molesta según qué tanto respeten los otros pasajeros las medidas

Durante el vuelo

Contrario a lo que se pudiera pensar, ir en el avión a pesar de no tener la seguridad mínima, es menos riesgoso que el aeropuerto. Esto es por los sistemas avanzados de filtración que tienen los aviones.

Aun así, es necesario portar el cubrebocas la mayor parte del vuelo. También hay que tener conciencia del servicio abordo. Aunque algunas aerolíneas han reanudado parcialmente los servicios de comida y bebida. Esto es más notorio en cabinas premium. Mientras que en turista muchas todavía limitan fuertemente el servicio.

Al llegar al asiento, de ser posible, se pueden desinfectar los descansabrazos y la mesa plegable.

Durante el vuelo hay que mantener el cubrebocas la mayor cantidad de tiempo. Algunas aerolíneas dejan que sus pasajeros en clase ejecutiva y primera -en vuelos de largos- se lo quiten. Entre estos asientos sí hay más de metro y medio de distancia. Sin embargo, esto no se da en clases económicas, donde desconocidos pueden ir codo con codo. El personal a bordo mencionará las reglas de cada aerolínea con base en la aeronave que se usa.

Eventualmente los pasajeros pueden quitarse la protección personal para comer y beber. Pero se buscará que esto sea el menor tiempo posible. De la misma manera, si la o el pasajero requiere levantarse de su lugar, requerirá ponerse protección nuevamente.

Volar en el 2021
Nuevas dinámicas al subir y bajar del avión

Al llegar al destino

Después de varias horas de estarse cuidando, no hay que perder el foco al llegar a nuestro destino. Hay que seguir las medidas del lugar, sea nacional o internacional.

Si es posible, después de recoger el equipaje —en caso de que se haya documentado—, es recomendable lavarse las manos. De la misma manera, al llegar a nuestro hospedaje, ver la posibilidad de no contaminar nuestras pertenencias que estén dentro.

Al momento de regresar hay que considerar lo mismo. Siempre salir de viaje representa un riesgo. Con la pandemia todavía más. Es importante cuidarse en todo momento y entender las limitantes de viajar en esta época histórica. Volar en el 2021 representa una modalidad donde nos tenemos que cuidar y ser respetuosos con los demás.

Es importante escoger el cubrebocas que sea cómodo para cada uno de nosotros. Si se usa este protector un momento, no hace gran diferencia. Pero viajar en avión requiere varias horas. Desde que se llega al aeropuerto (o si se toma transporte al salir de casa todavía más) y hasta que arribar al destino. Los resortes o el material de este dispositivo pueden cansar y hasta molestar si se elije el equivocado.

Volar en el 2021
No todos guardan la sana distancia

Conclusiones de volar en el 2021

Da gusto que regresen los viajes y los vuelos. Pero volar en el 2021 conlleva otras circunstancias que tal vez se queden un buen rato. Tener las expectativas adecuadas nos ayudará a no frustrarnos cuando tomemos nuestro vuelo.

Es necesario planear cada una de nuestras etapas para no retrabajar y no perder nuestro vuelo.

¿Cómo te ha ido volando durante la pandemia? 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Booking.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com