Búsqueda personalizada

Berlín: Breve guía para una ciudad fascinante

Como hemos dicho varias veces en la página, no hay forma de visitar una ciudad y conocer todo en un viaje. De hecho, ni en muchos viajes. Berlín es una ciudad fascinante que vale la pena conocer. La intención de esta guía de la capital alemana es inspirar y servir a los viajeros para que planeen su viaje. Con esta guía podrá planearse una visita corta o varios días.

Cuando Ir

Berlín se puede visitar todo el año; sin embargo, no hay una fecha óptima para ir ya que según la temporada hay pros y contras. Por ejemplo, el verano ofrece temperaturas muy agradables pero mayor lluvia y muchos turistas. El otoño ofrece majestuosos colores, aunque el frío empieza a apretar. También el invierno puede ser muy duro, aunque encontraremos precios más accesibles y menos gente.

Si nos aventuramos un poco, podríamos decir que los meses más amigables son mayo y septiembre. La temperatura no es tan alta y las precipitaciones tampoco. Los turistas, y por ende los precios, son moderados y se respiran las bondades del verano vibrante.

Catedral
Catedral de Múnich

Cómo Llegar

A pesar de ser la capital de Alemania, Berlin no tiene un aeropuerto que funcione como hub como Frankfurt o Munich. Esto hace que la oferta de vuelos directos no sea tan grande si se viaja de fuera de Europa. Sin embargo, en esta ciudad se encuentran dos aeropuertos: Tegel y Schönefeld que están muy bien conectados dentro de Europa, tanto de aerolíneas tradicionales como las de Bajo Costo.

Otra forma de trasladarse a o desde Berlín es por tren. Algunas ciudades alemanas quedan a unas cuantas horas, mientras que ciudades como Varsovia en Polonia o Praga en Chequia son también fácilmente accesibles. En caso de que uno quiera trasladarse más lejos de esto, recomendamos mejor viajar en avión.

Estación Tren Berlín Zorro Mundo
Estación de Tren

Hospedaje

Berlín es una de las ciudades de Alemania con alojamiento más accesible. Sin importar si se busca AirBnb, hostal u hotel los precios dejan descansar la cartera con respecto a otras capitales europeas de países desarrollados como Londrés, París o Roma.

En cuanto a los precios, hay que considerar que entre más cerca del centro o Mitte se esté, más se van a elevar los precios. De la misma manera, entre más nos acerquemos al verano, los precios tenderán a subir.

Dentro del Mitte se puede considerar hospedaje sobre la Avenida Kunfusterdam. En esta calle se encuentran boutiques de lujo y durante la época de la Guerra Fría, muchos hoteles se situaron en este lugar. También alrededor del “Tiergarten” o Parque del Zoológico se pueden encontrar propuestas interesantes. Finalmente, también se puede recomendar el casco antiguo donde hay plazas y gran oferta culinaria.

En Berlín se puede dar ciertos lujos que no en otras partes de Europa

Compras y Restaurantes

Contrario a lo que se pensaría, Berlín es una ciudad que se presta para ir de compras. Ya sea en la famosa tienda KaDeWa o en las boutiques de diferentes marcas alemanas como Adidas, Jack Wolfskin o Zwilling J. A. Henckels. Sumado a la gran variedad, Alemania regresa los impuestos de las compras (mejor conocidos como IVA).

Tampoco se puede dejar de lado la gran cantidad de restaurantes. Para los amantes de la comida alemana hay restaurantes curiosos como el Der Kartofekeller con gran variedad de platillos a base de papa, o el Agustiner que rescata lo mejor de la tradición cervecera. Para los que busquen comida internacional no quedarán decepcionados: hay restaurantes indonesios, turcos, griegos, indios, italianos y de alta especialidad.

Restaurante Augustiner y su decoración tradicional

Atracciones

Si algo no le hace falta a Berlín son cosas que ver y hacer. La mayoría son permanentes, pero otras son estacionales: las playas en verano o los mercados de Navidad en invierno. En este artículo nos enfocaremos en las más tradicionales.

Muro de Berlín y Punto Charlie

Durante la Guerra Fría, el muro de Berlín era el símbolo de la separación de las Alemanias y del mundo. El punto de cruce más concurrido entre la ciudad divida fue nombrado Charlie por aquellos del occidente. Con la unificación, la mayor parte del muro se perdió y este cruce quedó como vestigio histórico y un punto de parada para los viajeros.

El Memorial del Muro de Berlín se encuentra al norte del Mitte. Aquí se podrá ver vestigios del muro –original y no imitaciones—y poder conocer más sobre lo que representó esta barrera. El centro de visitantes tiene un horario de museo: de martes a domingo de 10:00 a 18:00, mientras que la exhibición a cielo abierto abre todos los días de 8:00 a 22:00. La entrada al memorial es gratuita y al museo cuesta 3.50 euros.

Detalle del Muro de Berlín

Isla de los Museos

Uno de los Patrimonios Mundiales de la Humanidad de la capital germana es esta maravillosa isla. Aquí se pueden disfrutar de cinco diferentes museos que se agrupan en un islote del río Spree. Dichos recintos empezaron a remodelarse en 1999 y a la fecha siguen en procesos de mejora.

Los museos son:

Museo Pergamon: Uno de los más populares. Con tres alas, pronto cuatro, se pueden ver referencias históricas como la puerta de Ishtar o la puerta del Mercado Romano de Miletus, así como una fascinante colección de arte Islámico.

Puerta de Isthaer

Museo Bode: Este museo ya totalmente renovado despliega una colección de esculturas: del medioevo al siglo XVIII, numismática y arte bizantino.

Museo Nuevo: De herencia prusiana, este museo apenas reabrió en el 2009. Tiene piezas egipcias de gran importancia como el famoso busto de la Reina Nefertiti, así como antigüedades del periodo clásico.

La colección de arte egipcio es extensa

Museo Antiguo: Fue el primero de los museos en la isla con una fachada neoclásica. Hoy en su exposición permanente se puede apreciar arte griego y romano. Tampoco se puede dejar de ver arte estricto, que presumen como la colección más grande del mismo fuera de Italia.

Todos los museos de la isla cierran el lunes y tienen un horario de 10:00 a 18:00. La isla es fácilmente accesible en transporte público. Es importante considerar que cada museo vende sus entradas por separado, pero se pueden conseguir tarjetas como el pase de la Isla de los Museos que da oportunidad de acceder a todos durante un periodo de tres días o el Museum Pass Berlin donde se puede acceder a estos y otros museos.

Para niños y menores de 18 años la entrada es gratuita.

Torre de Televisión (Fernesehtrum)

Esta torre de la década de los sesenta permite apreciar una vista de 360° de Berlín. Con una altura de 368 metros es la estructura más alta de esta ciudad. Se pueden comprar los boletos con antelación, lo que ayudará a evitar filas; aunque también es un arma de dos filos. Si el clima no es el mejor la visibilidad será limitada.

Los boletos cuestan 12 euros por persona si se compran en línea y el precio aumenta si se busca acceso al restaurante. En dicha opción el precio varía si se pide pasillo o ventana.

Esta torre permite ver gran parte de Berlín

La estación de metro más cerca es Alexanderplatz.  

Tiergarten y la Columna de la Victoria

El Parque Central es otra de las atracciones imperdibles de Alemania. Dicho pulmón verde se estableció en el siglo diecisiete. También aquí se pueden encontrar otros puntos de interés como la famosísima columna o el Zoológico.

En el parque se puede caminar y disfrutar de la naturaleza. O se puede correr y estar en forma mientras se está en Berlín y se degusta su gastronomía y de su tradición cervecera.

El Tiergarten en algunos puntos parece más un bosque que un parque urbano

La columna de la Victoria o Siegessäuele es un monumento de 1864 (sí, antes que la Columna de la Independencia de México) para conmemorar las victorias en las diferentes guerras que participó Prusia. Para acceder a la base se debe tomar un paso subterráneo. Tiene una plataforma dónde se puede subir y admirar el paisaje por 3 euros. Su horario en verano es de 9:30 a 18:30 y los fines de semana a las 19:00; mientras que en invierno abre a las 10:00 am y cierra las 17:00 ó 17:30.

Desde 1844 abrió el zoológico de esta ciudad por iniciativa del famoso Alexander Von Humboldt. Hoy en día muchos visitantes deciden ya no ir a este tipo de recintos. Pero a los que sí les gusten podrán encontrar una ecléctica colección arquitectónica para cada una de las especies de animales que ahí habitan.

La entrada es de 13 euros, aunque se puede combinar con la del acuario  –también ubicado en las orillas del jardín—y acceder a las dos atracciones por veinte euros. El horario en verano es de 9:00 a 18:30 y en invierno de 9 a 17:00. Se puede llegar por tren, camión o metro.

Paseo por el Río Spree

Berlín tiene dos ríos, Havel y el famoso Spree. Este último atraviesa el centro de la Ciudad y ofrece una oportunidad de ver la capital alemana desde otro ángulo. En este caso, sólo podemos recomendar tomar el paseo, pero no una compañía como tal. Existen diferentes proveedores con servicios que varían en tiempo, precio y barco.

Incluso existen paseos dónde se pueden consumir alimentos, ofrecen espectáculos o música. Todo depende del tiempo que se quiera estar en el barco y el precio dispuesto a pagar.

Río Spree en Berlín
Río Spree

Puerta de Brandemburgo

El ícono de Berlín por excelencia. Ir a esta ciudad y no visitar la puerta es como no haber ido. Esta atracción no fue un arco como tal, sino realmente fue una de las puertas a la ciudad. Hay turistas a varias horas, por lo que recomendamos llegar a fotografiarse muy temprano o muy tarde. Su iluminación hace que sea atractiva tanto de día como de noche.

Es interesante saber que durante la época de la guerra fría el lugar fue inaccesible para el visitante común. Ahora, es un punto de intersección y se puede incluir en una visita al Tiergarten, el monumento al Holocausto o el centro de la ciudad.

Guía de Berlín - Puerta de Brandembrugo
Detalle de la Puerta de Brandemburgo

Memorial al Holocausto y Museo Judío

No hay que confundir el memorial del Holocausto con el Museo Judío. El segundo es un ejemplo de arquitectura contemporánea dramática donde se incluye la historia de este pueblo en el territorio alemán. Este tiene un costo de 8 euros y se encuentra lejos del memorial. Hay que planear bien la visita porque se debe llegar en camión, coche o turibús.

Exterior del Museo Judío

Por su parte, el Memorial del Holocausto, muy cerca de la Puerta de Brandemburgo, y dónde estuvo el muro de Berlín. Este impresionante recinto se construyó para conmemorar a las víctimas durante el holocausto. En adición al espacio abstracto, hay un centro de información para informar a los visitantes.

Memorial Holocausto Zorro por el Mundo
Detalle del Monumento al Holocausto
Memorial Holocausto
Un sitio para recordar y reflexionar

Plazas

Berlín ofrece diferentes plazas donde se pueden visitar restaurantes, ver exhibiciones al aire libre o tomar unas fotos de los edificios que contrastan entre lo clásico y lo contemporáneo. El término en alemán es platz. Una de las más famosas es Potsdamer Platz, donde hay edificios modernos, tiendas, hoteles y otras atracciones para ver lo más moderno de la capital alemana.

Potsdamer Platz Berlin
Postdamer Platz en Berlín

Junto a la puerta de Brandemburgo se encuentra la Pariser Platz. Aquí es donde se pueden tomar algunas de las mejores fotos de la mencionada puerta. Si el dinero no es un impedimento se puede tomar un café y refrigerio en la cafetería del hotel Adlon, uno de los más tradicionales de esta ciudad.

Otra de las plazas que no se pueden dejar de visitar son:

  • Gendarmenmarkt
  • AlexanderPlatz
  • Leipziger Platz
Puerta de Brandemburgo
Pariser Platz

Parlamento (Reichstag)

Otro de los edificios con los que se puede reconocer la capital alemana es el Parlamento o Reichstag. Este edificio, que simboliza mucho para el pueblo alemán, es apreciable por fuera y también por dentro. Para aquellos que deseen (y todos deberíamos) visitar la cúpula y la azotea es necesario adquirir los boletos con antelación. También es posible presenciar una sesión plenaria; pero por motivos de idioma y de contexto puede no ser tan interesante para todos los viajeros.

Domo Parlamento Alemán Berlín
Cúpula del Reichstag

Para acceder a la cúpula hay que registrarse previamente en la página del parlamento alemán. El lugar cierra algunas temporadas como entre Navidad y Año Nuevo por lo que sugerimos revisar la fecha. El recinto está abierto desde las 8:00 hasta las 24:00, aunque la última admisión es a las 21:45. Cuando se tiene la cita hay que llegar 15 minutos antes para revisiones de seguridad y mostrar las identificaciones solicitadas. La entrada es gratuita.

En el caso de que no se reserve, se puede llegar dos horas antes al centro de visitantes y revisar qué lugares quedaron libres. Otra forma alterna de visitar el lugar es teniendo una reservación en el restaurante. Käfer Dacharten es un restaurante que ofrece desayuno, comida y cena y está en pleno lugar. Tiene acceso controlado y es necesario mostrar identificación.

Reichstag Berlin

Museo de Historia Alemana

La historia de Alemania es fascinante y variada: desde que fue un imperio o muchos reinos separados. Y no olvidar su turbulento siglo XX. El recinto histórico y con una ampliación por I.M. Pei -el mismo de la pirámide del Louvre—. Aquí se encontrarán pinturas históricas, artefactos de íconos de la historia y mucho más.

El museo abre todos los días de 10:00 a 18:00 (incluyendo los lunes) y tiene un costo para los mayores de 18 años de 8 euros. Está muy cerca de la isla de los museos, y se puede acceder como si se fuera a la ínsula.

Museo Historia Alemana Berlín
Museo de la Historia Alemana

Otras visitas

Otros de los puntos de interés que se pueden considerar son:

  • La iglesia memorial Kaiser Wilhelm: Construcción que sobrevivió a la segunda guerra mundial y se conserva.
  • Campos de concentración: lugares cercanos a la ciudad para conmemorar a las víctimas del holocausto y conocer sobre esta etapa histórica.
  • Palacio de Charlottenburg: Palacio real de Prusia de estilo barroco donde se puede apreciar cómo era la vida de la realeza.
Exterior del Palacio de Charlottenburg

Conclusiones Berlín

Berlín es una ciudad fascinante. Aquí lo moderno se conjuga con lo tradicional. Esta ciudad ofrece gran cantidad de atractivos y se puede disfrutar la diversidad y el optimismo por el futuro. Es imposible visitar todo, pero con esta guía se puede adentrar uno a lo principal.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Tips de viajero

Como sobrevivir en San Francisco

San Francisco, California, es la ciudad más cara de Estados Unidos, o por lo menos eso te dicen mientras estás en la ventosa ciudad. Normalmente uno piensa en el prototipo

Leer Más
Booking.com

5 comments

  1. Estimado zorro. Siempre un gran punto de referencia tus articulos para explorar lugares que no te puedes perder por ningun motivo. Gracias por promover y fomentar la curiosidad por comocer este planeta lleno de maravillas!

  2. Es una reseña turística en historica que hece que quién la lea se relaje como lo hice yo y desear ir a conocer lo muchísimo que ofrece esta ciudad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com