Búsqueda personalizada

Bellas Artes: el Palacio de la Ciudad de los Palacios

Cuando Alexander Von Humboldt estuvo en la Ciudad de México se impresionó con la belleza de sus construcciones llamando a la incipiente capital como “la ciudad de los palacios”. Esto fue casi 100 años de que se abriera uno de los edificios más hermosos y famosos de México, el Palacio de Bellas Artes. El recinto, que se ha convertido en uno de los centros culturales más importantes del país, alberga curiosas anécdotas, visitas guiadas que pocos conocen y la amalgama de dos estilos arquitectónicos diferentes que dotan de personalidad al lugar.

Estilos Eclécticos
El palacio cuenta con diversos estilos que lo dotan de personalidad

El Palacio de Bellas Artes fue construido con la intención de reemplazar al ahora inexistente Teatro Nacional, que fue el centro cultural y artístico de la segunda mitad del siglo XIX. Al ser imposible crecerlo y demasiado caro adecuarlo, la sugerencia fue construir un teatro nuevo. Entonces, la construcción inició en 1904 bajo la batuta de Adamo Boari y estaba proyectado terminarlo en 4 años. Como casi no pasa, la obra se retrasó y el italiano solamente alcanzó a terminar el exterior. Con la revolución mexicana, Boari regresó a Europa dejando el exterior terminado exceptuando los famosos recubrimientos de las cúpulas.

Detalle Exterior
El exterior es de estilo ecléctico con influencia clasicista. Se elaboró en mármol blanco de Carrara 
Recubrimientos
Los recubrimientos de las cúpulas fueron colocados posteriormente

En los primeros años post revolución, la construcción se quedó abandonada y no fue hasta 1930 que se retomó la construcción del edificio, y ya tomando su nombre actual: Palacio de Bellas Artes. El otro cambio fue en el estilo arquitectónico, pues se deja el estilo clasicista del exterior para retomar el que estaba de moda entonces: el art deco.

Interior Art Deco
Interior Art Deco y con mármoles de origen mexicano 
Detalle de la fachada
Existe muchísimo detalle en las esculturas de la fachada del Palacio

Finalmente, el teatro, ya como Palacio de Bellas Artes se inauguró en septiembre de 1934. En el evento inaugural se contó con el presidente en funciones, Abelardo L. Rodríguez, y secretarios de estado, además de que se estrenó una sinfonía de Carlos Chávez: Llamaradas, Sinfonía Proletaria. Como de esperar, al haber nulos proletarios en el acto, la sinfonía no fue bien recibida.

El Palacio, a pesar de ser diseñado como teatro, se le ha dado el espacio del máximo escenario de la cultura y las artes de México, siendo escenario de obras de teatro, óperas, ballets, conciertos sinfónicos y hasta de velatorio. Entre los artistas más conocidos que se han presentado están María Callas, Yo-Yo Ma, Nureyev, Pavarotti, Rostropovich y hasta Juan Gabriel.

Escenario
Uno de los recintos culturales más importantes de México. Un escenario de alto nivel

Como visitantes, podemos acceder a la fachada, donde se pueden apreciar muchos detalles. Asimismo, el interior, y su impresionante telón; así como  exposiciones y museos, como la salas Paul Westheim, la sala Rufino Tamayo, área de Murales, y el museo de Arquitectura.

Museo
Exterior de uno de los museos que se pueden visitar en el recinto

Una de las joyas que se pueden apreciar es el famoso telón. Dicho artefacto tiene dos funciones: una estética y otra práctica. Esto, porque además de contar con un bellísimo paisaje hacia la sala, es una cortina que protege al foro del fuego. Por lo mismo, pesa más de 20 toneladas y se levanta como compuerta. Del lado decorativo son cristales opalinos realizadas por la casa Tiffany y que regalan una vista a los volcanes legendarios del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl.

Telón
El telón es majestuoso
Detalles del telón tiffany Palacio de Bellas Artes
Detalles de las piezas con las que se construyó esta joya
Palacio de Bellas Artes
El Palacio de Bellas Artes es realmente cuidado

En la parte superior se puede apreciar un plafón luminoso realizado por Géza Marótio y elaborado en vidrios emplomados y hierro. También, se pueden apreciar en el piso de palcos elementos mexicanos.

Plafón luminoso Palacio de Bellas Artes
El plafón luminoso del Palacio de Bellas Artes también es de gran mérito artístico 

Detalle plafón
Detalles de la obra que evidencian el gran cuidado con el que se elaboró

 Una de las ventajas es que se puede pedir visitas al interior de la Sala Principal y disfrutarla fuera del horario de concierto y así apreciarla más en la cual se ofrece información detallada y se llevan a vestidores y tras bambalinas. Aquí narrarán experiencias que se sufrieron en algún momento y se volvieron parte del anecdotario. Para esto se puede contactar al personal del palacio a través del teléfono (+52 55) 86476500 en las extensiones 2152, 2153 ó 2154. También al correo electrónico modulo_gpba@hotmail.com. Los horarios son de martes a jueves a las 13:00 y los viernes a las 12:30. Para esto, primero hay que enviar una solicitud a la Coordinación de Relaciones Públicas del Palacio (al correo mencionado), indicando fecha y número de personas. La visita está sujeta a aprobación y disposición de la sala.

Enrtada secreta del Palacio de Bellas Artes
Entrada de los artistas y… de las visitas guiadas
Pasillo de los Palcos Palacio de Bellas Artes
Pasillo de los Palcos que no están abiertos al público normalmente

Para llegar al Palacio, se puede hacer vía metro. La línea 2 deja directamente en Bellas Artes en la estación del mismo nombre, así como la línea 8. También se cuenta con un estacionamiento concesionado en el lugar, o se pueden buscar estacionamientos cercanos. Los horarios de visita al lugar son de 10:00 a 18:00 hrs (no incluye la sala principal).

Vista General del palacio de Bellas Artes
Vista del Palacio de Bellas Artes

Conclusiones del Palacio de Bellas Artes

Es indudable que el Palacio de Bellas Artes es uno de los edificios más bello de la Ciudad de México. No es fácil esto en la llamada Ciudad de los Palacios, que tiene gran cantidad de arquitectura sobresaliente.

Una visita hasta lugar puede ser para un evento, pero también de forma guiada para conocer los recovecos del recinto y las historias tras bambalinas. Tampoco hay que ovlidar sus museos o su restaurante.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Booking.com

3 comments

  1. Por muchos años he ido a Bellas Artes y hasta hoy me entero de las visitas guiadas, sería interesante planear una para conocer sus interiores. Frlucidsfrs, muy buen artículo

  2. Una excelente reseña que despierta mi interés por conocer más detalle, anécdotas y desde luego visitar nuevamente para apreciar mejor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com