Búsqueda personalizada

Hotel Abassi: El hotel a la Mitad del Mundo

Isfahán, o también conocido como Esfahan, es una de las ciudades más importantes en Irán. Fue una ciudad medular cuando la ruta de la seda se encontraba en su apogeo. Debido a esta actividad, a lo largo de Irán se construyeron posadas para viajeros que recibían el nombre de Caravasares o en persa Caravansaray. En la actualidad, quedan pocos de estos, pero uno de los más majestuosos y que sigue en función para los viajeros, es el Hotel Abassi.

 Irán está fuera del radar en la industria turística, seguramente por una infundada mala publicidad. Sin embargo, es un país lleno de tesoros, e Isfahán no es la excepción. Además de sus palacios y mezquitas sobresale el Hotel Abbasi. Este, nos atrevemos a afirmar, es uno de los hoteles más hermosos en el mundo. Aquí hay que aclarar, que no es uno de los mejores, simplemente uno de los más bellos. La industria hospitalaria de Irán, no es comparable con la que conocemos en occidente o con las ofertas de alta gama en los Emiratos Árabes o el lejano oriente. Pero sin duda, el hotel Abbasi merece una mención especial.

Puente Si-oh-seh Pol Isfahan
Puente Si-o-Seh Pol o de los 33 arcos en Isfahán

El edificio original de este hotel se construyó hace aproximadamente 300 años, en una época muy prospera en la región. Además de hospedaje, los Caravasares eran centro de comercio y vida social. Ya en el siglo XX, este lugar se expandió y arregló para convertirse en el hotel que se puede visitar hoy. Previo a la revolución de 1979, incluso el lugar fue utilizado como set de películas. En la actualidad, es un centro para ver y ser visto: todas las noches se congrega la población isfahaní a tomar té, beber agua de flores, cenar o incluso para realizar eventos.

 El hotel cuenta con varios niveles de habitación, pero sinceramente los niveles básicos no son nada especiales. A partir de las suites, es donde se puede sentir la arquitectura persa. También, al momento de reservar, hay que solicitar un cuarto con vista al jardín interior, pues es lo que hace la diferencia. Si bien, Isfahán es una ciudad fascinante, las calles aledañas no son algo que valga la pena. Reservar en Irán no es tarea fácil, por lo que fuertemente sugerimos usar una compañía local para hacer los arreglos (en caso de necesitar recomendaciones no duden en enviar un correo electrónico).

Exterior hotel Abbasi
Fachada exterior del hotel
Espejo de agua dentro del hotel
Detalle del interior del hotel y la excepcional arquitectura persa

 Los salones son algo especial, pero para poderlos conocer hay dos opciones. La primera es tener un evento ahí, cosa que para los foráneos no es nada sencillo – aunque no imposible–, o tomar un tour que da el hotel. Para dicho tour, es necesario considerar que la hora es fija, por lo que si quiere (y lo recomendamos), hay que planearlo desde el principio, sino se tendrá agenda llena y se tendrá que sacrificar conocer algunas partes del hotel no abiertas al público general.

Detalle de la recepción
Lujo estilo persa en el recepción del Hotel Abbasi 

Como se mencionó previamente, el hotel cuenta con diversos restaurantes. Uno de estos, es Cheshm Andaz, que es una especie de cafetería que se encuentra en el techo del hotel (a manera de terraza), es un lugar con toques de los cincuenta. El menú de éste lugar es sencillo, una especie de cafetería con un toque local. Además de la comida y el ambiente particular, las vistas en el verano son magníficas al atardecer. Continuamos con una cafetería que se encuentra en la recepción: Coffee Terya que sirve café y refrigerios ligeros las 24 horas.

Otra de las opciones con una arquitectura especial es el Restaurante Tradicional. Vale la pena mencionar, que la gastronomía persa es única y muy especial. Éste restaurante sólo abre para la cena. Otro lugar espectacular, en cuanto a la belleza del espacio, es Chehel Sotoun. Abre por la mañana para los desayunos, así como para el almuerzo y cena. El desayuno es un poco mejor que el promedio de los desayunos frugales que se encuentran en ésta nación.

Vista del Desayunador del Hotel Abassi

El jardín es un lugar también lleno de vida, por el día es posible admirar los espejos de agua y gran cantidad de Flores. En la tarde, abren restaurantes y el puesto de té, donde también se pueden adquirir bebidas exclusivas del país. El restaurante del jardín sirve un poco de todo (ellos le dicen comida continental) y muchas veces tienen buffet con diversos platillos típicos. Tanto la casa del té, como el restaurante, están cerrados durante el inverno y el servicio es en el interior.

Restaurante del Jardín
Comensales disfrutando la cena en el restaurante del Jardín 
Hotel Abassi
El Hotel Abassi tiene mucha vida noche

Para los visitantes occidentales, el hotel no es particularmente caro, pero tanto el hospedaje como las comidas sí están sobre el promedio de lo que se encuentra en la ciudad. Si por motivos de presupuesto o elección, se elige no hospedarse aquí, sí sugerimos planear visitarlo como una atracción más de la ciudad. Ya sea a cenar, tomar el té o tour que se ofrece.

Hotel Abassi
Vista de día del jardín del Hotel Abassi y mesas del restaurante

 Isfahán está muy bien conectado y es asequible por avión de casi cualquier parte de Irán. De hecho, el vuelo de Teherán es relativamente corto: aproximadamente corto. También hay vuelos internacionales partiendo de algunas ciudades como Estambul y Dubái. Definitivamente el Hotel Abassi debe ser una parada obligada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Booking.com

2 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com