Búsqueda personalizada

Cinco Museos del centro de la Ciudad de México para visitar en vacaciones

La Ciudad de México es la urbe con mayor número de museos a nivel mundial. Hay gran variedad de opciones y calidades, desde lugares sorprendentes, hasta otros que decepcionan a más de uno. Debido a que gran número de nuestros lectores se encuentran en México, queremos proponer algunos museos para visitar durante esta temporada de vacaciones, donde la ciudad no es tan caótica y pueden pasar un día muy agradable con alternativas no siempre conocidas.

La lista propuesta a continuación menciona lugares no del todo conocidos, pero tampoco gozan de la fama de los más renombrados como el Museo Nacional de Arte o las exposiciones de San Ildefonso. Todos se encuentran en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por lo que resulta muy agradable trasladarse de uno a otro caminando. En general no son muy grandes, pero tienen piezas o exposiciones muy interesantes. Además, los edificios son monumentos históricos y en algunos casos, rivalizan con sus exposiciones.

Palacio de Iturbide
Antiguo Palacio de San Ildefonso. Ejemplo de arquitectura barroca virreinal.

Casa de Cultural Banamex

Este recinto también es conocido como el Antiguo Palacio de Iturbide, pues fue su residencia en los años posteriores a la Independencia de México, aunque el edificio fue construido durante la Colonia con un hermoso estilo barroco mexicano que mezcla cantera y tezontle. El edificio data del siglo XVIII y también albergó al último Virrey de la Nueva España. Después de ser residencia oficial de gobernantes, fue hotel, cuartel y hasta cafetería, hasta que en 1941 fue declarado patrimonio de la humanidad. Desde el siglo XXI se dedica a ser recinto de exposiciones culturales.

Interior
Interior del Centro Cultural Banamex

Actualmente presenta una exposición de nacimientos realmente popular. Está abierto desde las 10 a.m. hasta las 7:00 p.m. El trabajo de arte popular es muy variado, interesante y majestuoso. En particular lo que más gusta son todos aquellos nacimientos incorporados en árboles de la vida, pero también los hay miniatura, retablos, en barro, piedra y hojas de maíz. Además, se pueden visitar dos salas con arte y decoración original del palacio.

Árbol de la Vida
Nacimiento como motivo del Árbol de la vida. Obra en barro vidriado de Metepec 
Decoración original
Ornamentación al estilo original del palacio

Museo de la Luz

Detrás de lo que hoy es el recinto del Antiguo Palacio de San Ildefonso, y siendo parte del mismo, hay una entrada pequeña a un museo gestionado por la Universidad Nacional Autónoma de México. El lugar donde se encuentra, para algunos, es conocido como el Patio Chico de San Ildefonso. Ésta sede la ocupa desde 1996. Además de la belleza arquitectónica del lugar con sus más de cuatrocientos años y obras de muralistas, ofrece exposiciones interactivas que educarán y entretendrán a gente de todas las edades.

Entrada al museo de la Luz

También queremos rescatar las explicaciones y pláticas extras compartidas por el personal muy comprometido, que tratan de hacer estas actividades dinámicas y divertidas. En nuestro caso, tuvimos el gusto de escuchar a Dulce explicando las partes del ojo, lo que realiza varias veces al día y si cuentan con tiempo disponible recomendamos escucharlas. También hay visitas guiadas donde seguramente obtendrán mucha información adicional. Si la toman, sugerimos quedarse después a revisar las instalaciones con calma para interactuar con aquellas actividades que más gustaron. Este museo puede ser de los primeros en visitar, ya que su horario es de 9:00 a.m. a 5:00 p.m y abre a las 10:00am los sábados, domingos y días festivos.

Interior Museo de la Luz
Patio Interior del museo de la Luz
Experiencia Interactiva

Museo de Arte Popular

A dos cuadras de la Alameda, se encuentra este edificio Art Deco. El espacio es relativamente nuevo, ya que apenas cumplió 10 años de existencia y a pesar de ser pequeño, tiene obras y artesanías muy hermosas. Rescatan lo mejor de la tradición folclórica y artesanías.  Se exhiben puestas temporales y permanentes. Asimismo, hay una tienda verdaderamente especial, pues se pueden adquirir artesanías magníficas, excepto que son algo costosas. Si bien no es la intención menospreciar el trabajo artesanal, para el visitante común comprar una pieza de diez mil pesos no es tan fácil.

Museo Arte Popular
Exterior del MAP
Interior del MAP
Patio interior del Museo de Arte Popular con exposición de Piñatas

Las obras se encuentran distribuidas en tres pisos y como se ha hecho referencia, son obras maestras de artesanos. La variedad es tremenda, va desde alebrijes surrealistas hasta piezas de arte sacro, todas espectaculares. A diferencia de otros museos, el colorido es magnífico, ya que la mezcla de piezas de barro, barro vidriado, madera, metal, cerámica, tela, crea una atmósfera sensorial única. El museo abre martes a domingo desde 10 de la mañana a 6 de la tarde y los miércoles tiene horario extendido.

SONY DSC

Museo de Arte Popular: Revillagigedo 11 (muy cerca del palacio Metropólitan y atrás del Hilton Centro Histórico).

 Museo de Memoria y Tolerancia

En uno de los edificios contemporáneos más vistosos de la Avenida Juárez, yace este museo relativamente nuevo. Es un buen contraste al resto de recintos mencionados en esta lista por su arquitectura vanguardista, pero muy bien diseñado. Los espacios son dramáticos y en verdad únicos. Así, como es un lugar diferente, también el ambiente es totalmente contrario a los otros museos, no es un lugar alegre, pero si necesario. La exposición consiste de fotografías, videos y algunos recuerdos de otras épocas; y como dice el nombre: es necesaria la memoria para el aprendizaje.

Exterior Museo Memoria y Tolerancia
Diseño contemporáneo en el MMYT

 La mayor parte del museo está dedicado al Holocausto Judío durante la Alemania Nazi. Podría decirse que es un tema trillado y que está en todas partes, sin embargo, sigue siendo vigente y muy pertinente. A más de uno los testimonios, videos y material podrán conmoverlo hasta las lágrimas, pero no debe olvidarse. Y más hoy, que algunos retoman el discurso de aquella época y por obvias razones, tener una población consciente ayudará a evitarlo. Cabe hacer hincapié en uno de los vagones en los que se trasladaban personas en aquellas épocas, y todavía se siente la tristeza entre sus paredes de madera. 

Judíos Notables
Muro de Judíos Ilustres de Europa, para ponerle cara a la historia 
Vagón utilizado durante el Holocausto
Vagón utilizado para transportar personas a los campos de concentración  durante el Holocausto

Posteriormente y de forma más breve se tratan algunos genocidios menos conocidos, pero igualmente importante rememorar: Camboya, Guatemala, Ruanda, Yugoslavia y Darfur en Sudán; así como una breve mención de lo sucedido a los armenios a principios del siglo XX. Es toral saber que esto sigue sucediendo, pues será la única forma de detenerlos en un futuro. También hay una pequeña sección de Tolerancia y el museo está en expansión para incluir nuevas salas.

A la salida hay una cafetería y restaurante con aspecto muy agradable, aunque no tuvimos oportunidad de visitarlo. El lugar abre de martes a domingo, con un horario entre semana de 9:00 a.m. a 18:00 p.m. y fines de semana de 10:00 a.m. a 19:00 p.m., tienen a ciertas horas recorridos guiados con un precio de 95 pesos, y 75 pesos recorrido libre (hay descuento para estudiantes). Con calma, el recorrido toma aproximadamente tres horas.

Museo de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público

A un costado del Palacio Nacional, se encuentra un edificio cuyo exterior naranja y arquitectura son llamativas, pero en realidad poco conocidos hasta por los locales. Dicho lugar fue la sede del poder eclesiástico durante la Nueva España. Hoy es un museo con exposiciones temporales que rotan cada tres meses. Como es de esperar, el edificio en sí es majestuoso, con murales y un jardín con una escultura solitaria pero muy bella de Leonora Carrington.

Exterior Museo de Hacienda y Crédito Público
El Antiguo Palacio del Arzobispado es el edificio en color naranja

Nos tocó la exposición de artistas plásticos mexicanos. En este caso rescatamos dos autores que son Benjamín Domínguez e Ismael Vargas. El primero trata imágenes mexicanas de una forma contemporánea, mientras que el segundo retoma elementos del arte popular y los lleva a obras de sofisticación sin perder las raíces tradicionales. La curación es muy efectiva y los espacios están correctamente aprovechados. El personal, vestidos de militares, son muy amables.

Interior del Museo
Sección dedicada a las excelentes pinturas de Benjamín Domínguez 
Jarritos
Se presentan piezas de Ismael Vargas que retoman elementos populares

Este recinto fue una sorpresa muy agradable y sin duda vale la pena visitarlo con frecuencia. La entrada al museo es gratuita siempre y tiene un horario de 10:00 a.m. a 16 p.m. de martes a domingo.

 Museo de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público: Moneda 4 (a un costado de Palacio Nacional)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Noticias

Los pasaportes más fuertes

Cuatro veces al año Henley & Partners actualiza la lista de los pasaportes más fuertes a través del Henley Passport Index. Eso suena muy bien pero, ¿qué hace a un

Leer Más
Booking.com

One comment

  1. No conozco ninguno y he sido durante mi vida visitadora de asidua de los museos de la Ciudad de México, que interesante reseña, para ponerme el zapato bajo y tratar de visitarlos este fin de semana. Me encantó. Muchas gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com