Búsqueda personalizada

Vivir un museo post-pandémico

Vivir un museo post-pandémico será diferente. Una de las experiencias más buscadas tanto al viajar como de recreación en la propia ciudad donde uno habita es visitar museos. En ellos encontramos arte, historia, ciencia, cultura y todo lo que podamos imaginar. Esto hace que lleguen a acumular una gran cantidad de visitantes por día. Especialmente los que no cobran entrada o tienen un día gratis. 

Pergamin museo post-pandemia
Las filas de los museos pueden juntar a muchas personas

Tanta gente  los convertiría en un caldo de cultivo para una enfermedad como el coronavirus SARS-COV-2. Por esto, podemos esperar que la experiencia cambie en los próximos meses y años.

Hace una semana les compartimos el futuro de los vuelos tras el COVID. Hoy les explicaremos cómo podría cambiar la experiencia de visitar un museo. Sobretodo ya que muchos están anunciado sus re-aperturas. 

Vivir el museo post-pandémico

La prioridad número uno será reducir los amontonamientos que suelen encontrarse en los museos. La forma más sencilla de hacer eso es vender previamente los boletos digitalmente y por hora. Esto, por un lado, puede mejorar la experiencia de llegada y aprovechar mucho más la estadía, ¿se imaginan disfrutar un Louvre donde uno pueda disfrutar con calma cada obra?

Museo del Cairo post-pandemia
En los museos suelen acumularse muchas personas

En sí, el vender boletos por hora y fecha no es nuevo. Ya hay lugares que lo realizaban previamente por la limitación de las instalaciones. Pero ahora será más generalizado. 

Ontario Museum post-pandemia
Se deben evitar los tumultos de gente

Por el otro, puede hacer muy complicado el conseguir boletos para los museos más famosos. ¿Con cuánta antelación tendrán que comprar los boletos para el mismo museo mencionado en el párrafo de arriba? Por esto, para poder visitar ciertos museos, tendrá que planearse con meses de anticipación. 

Reducción de contacto en un museo post-pandémico

Evitar el contacto entre personas o con objetos es una de las tendencias higiénicas que más impacto tendrá en nuestras vidas. Los museos no se quedan atrás. Por esto, es posible que se empiecen a utilizar boletos electrónicos en el que se lea un código QR. Esta medida complementa a la pre-venta de los boletos que se mencionó arriba. 

Rutas en museos post-pandémicos
Las rutas en los muesos podrán ser pre-definidas

Otra tendencia que podemos esperar es que los museos inviertan su dinero en infraestructura que les permita reducir el contacto entre los usuarios; y entre los usuarios y los trabajadores. Esto es, podremos ver mamparas que separen en ventanillas de información a los empleados del museo. También incrementarán la cantidad de  lavamanos, escusados, puertas, etc. que se activen con sensores para que los usuarios no necesitan tocar nada. 

Museo Sao Paulo
Podremos ver que los museos toman medidas de seguridad

Lo que seguramente será obligatorio es estar usando gel de forma preventiva. Así como el uso de cubrebocas o mascarillas.

Horarios especiales en museos 

Es posible que los museos abran horarios especiales para poblaciones vulnerables: como personas mayores a 70 años. Esto con el fin de no exponerlos y poder tener el equipamiento necesario para atender sus necesidades especiales. 

Los museos implementarán cambios en sus horarios

Los recorridos

Actualmente hay museos que tienen recorridos recomendados y -en algunas salas- llegan a indicar el camino. Esto podría generalizarse. Para dinamizar como fluye la gente en los museos; los recorridos pueden volverse imperativos. Así se evitarán cuellos de botella. Esto es más probable que suceda en museos medianos. Controlar la logística de esta forma en museos como el MET parecería un poco complicado.

También podemos encontrar que no dejen regresar en el recorrido por lo mismo. El personal que cuida las salas estará más activo.

Requerimientos de ingreso y desinfección

Como se ha vuelto casi universal, el uso de mascarillas o cubrebocas será obligatorio para ingresar a un museo. Esto con el fin de evitar contagios. Es posible que los museos grandes cuenten con cubrebocas para aquellos visitantes que hayan olvidado llevar el suyo. Además, se tomará la temperatura de los visitantes al ingreso. 

Museo post-pandémico cambiará exteriores e interiores
Habrán requisitos para ingresar a los museos como el uso de mascarillas

Sanitizar un museo puede no ser la tarea más sencilla. Muchas obras son sumamente delicadas. Por este motivo, es posible que los museos implementen rutinas y protocolos estrictos como estaciones donde los usuarios puedan colocarse gel antibacterial. Es posible que se hagan sanitizaciones de rutina generalizada con horario. 

Mascarillas

Anteriormente se mencionó que los museos exigirán el uso de mascarillas o cubrebocas. Sin embargo, y especialmente los museos grandes, es probable que no se queden ahí. Sino que utilicen estos productos para mercadear sus piezas y su nombre.

Ya vemos hoy a marcas de ropa, casas de moda y diseñadores sacar sus versiones de cubrebocas. Por lo cual no es descabellado encontrar en unos meses uno con su pintura o pieza arqueológica favorita. 

Imagenes de museos en mascarillas
Algunos museos usarán su imagen, o de sus piezas importantes, en mascarillas o cubrebocas

Servicios Auxiliares

Muchos museos ofrecen algo más que la exposición. Unos ofrecer grandes tiendas con artículos de colección, ropa y reproducciones. Otros ofrecen restaurantes y cafeterías con propuestas interesantes. Claramente, estos recintos sufrirán modificaciones.

Así como el aforo es limitado en las salas del museo. Podremos ver límites en las personas que están en la tienda. Por un rato podrá ser molesto si no permiten que todo el grupo entre, ya que llegan a ser espacios limitados.

Las cafeterías probablemente vendan comida más sencilla. Esta requerirá menos interacción entre los comensales y el personal de servicio. En muchos casos, si la cafetería no puede adaptarse, veremos que las cierren indefinidamente. 

Las dinámicas en las tiendas de los museos van cambiar

Conclusión vivir un museo post-pandémico

Los museos cambiarán. Posiblemente el cambio que más impacte a los viajeros es la consolidación de la pre-venta de boletos. Será complicado ir a un museo sin haberlo planeado -y comprado- antes; sobre todo en temporada alta y en lugares con muchas visitas. 

Sin embargo, dentro de los museos, la experiencia puede mejorar porque habrá menos congestión de visitantes. Esto nos permitirá disfrutar más de nuestras piezas preferidas. Aunque también tendremos el tiempo limitado. 

Al menos por un rato, el vivir un museo post-pandémico será una realidad. ¿Estás preparado?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Booking.com

3 comments

  1. Todo un concepto diferente totalmente, será una nueva experiencia, en las ventas de productos van a intentar tener las ganancias que pierdan en las entradas y obvio éstas, serán más caras.

  2. Aún con todos los cuidados de higiene y prevención, se vivirá son más distancia y otros medios cómo el museo virtual, que aunque no será lo mismo por lo menos será menos riesgoso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com