Búsqueda personalizada

Business Class de Lufthansa: Profesionalismo alemán en el aire

La Business Class de Lufthansa, como cualquier clase ejecutiva, es un producto aspiracional y para viajeros de negocio. El espacio en el aire suele pagarse caro, y la comodidad aún más. Mientras la clase turista o económica ha visto poca innovación en los últimos años, las compañías aéreas si han apostado por modernizar su oferta Premium.

En este caso, tenemos la reseña de la Business Class de Lufthansa en uno de los aviones más modernos: el Airbus A350. Junto con el 787 de Boeing, el A350 se está convirtiendo en una de las naves favoritas de las compañías aéreas por su eficiencia y versatilidad. En nuestro caso, preferimos el A350 porque es ligeramente más ancho, permitiendo más comodidad para los pasajeros.

Cabina del A350

Cómo viajar en Business Class de Lufthansa sin pagar tanto

Hay varias formas de darse uno de estos lujos sin necesidad de romper el cochinito o ser ejecutivo de una compañía. Una de ellas es utilizar puntos, ya sea los de Lufthansa y su programa Miles and More. También se pueden utilizar los de aerolíneas de Star Alliance como United, Life Miles de Avianca o el de Copa.

Otra opción es entrar a una subasta donde se ofrece cierta cantidad por el asiento en cuestión. Se deja un número de tarjeta y se hace el cobro de la cantidad ofertada si es aceptada. Lamentablemente, la oferta mínima está dada por el sistema por lo que se parte de cierta cantidad que la aerolínea ofrece.

Últimamente hemos visto que se ofrecen upgrades, o ascensos, al momento del registro de la aerolínea por cantidades bastante aceptables.

Datos del Vuelo

La ruta Múnich (MUC) a Ciudad de México (MEX)

Número de Vuelo: LH520

Ruta: Partiendo del Aeropuerto de Múnich Terminal 2 a las 22:40 hacia Ciudad de México (MEX) Terminal 1 llegando a las 04:35.

Avión: Airbus A350-900*

Asiento: 6G

*Actualmente la ruta es operada por el A340-600, que para clase turista es mejor. Es prácticamente lo mismo para Premium Economy. Para Business Class son asientos menos modernos.

Abordaje

El abordaje sale de la Terminal 2 de Múnich, de la sección denominada Satélite. Aquí se divide en Schengen y no Schengen, de dónde salió este último vuelo. Al viajar en Business se tiene derecho a utilizar la Sala de Clase Ejecutiva que recomendamos ampliamente. Durante los dos últimos años, al contar con tarjeta American Express se puede acceder al salón Senator.

Cerca de la hora de abordaje se camina a la sala. Una de las ventajas del aeropuerto de Múnich es que es muy cómodo y nunca se siente saturado. Por lo que no se tienen vuelos grandes cerca del que sale hacia México.

Senator Lounge
Detalle del Senator Lounge en el Aeropuerto de Munich

La gente se forma alrededor del mostrador esperando el momento indicado. Poco a poco ha ido Lufthansa mejorando en este aspecto. Empiezan a abordar a los pasajeros con movilidad limitada y posteriormente a aquellos viajando en clase ejecutiva. Tal vez esta es una de las cosas más simples, y a la vez agradables, no tener que estar esperando a poder abordar.

Los asientos están preparados con una almohada bastante grande y diferenciada a lo que se ofrece en otras clases, una cobija cómoda y una delgada colchoneta para colocar en el asiento.

Antes de comenzar el abordaje

Primeras Impresiones

La impresión positiva que se siente al entrar en la cabina se debe, en muchos sentidos, a que el A350 es amplio. También, al ser un avión nuevo, todo está cuidado: los asientos están bien, aunque empiezan a dejar de ser competitivos si se ponen al tú por tú con otras aerolíneas. En este sentido, no afectaron mucho ya que la cabina no iba tan llena.

El asiento como tal está bien pensado, a pesar de no ser lo más moderno, tiene espacio de almacenamiento suficiente y diferentes aditamentos que hacen el vuelo más cómodo. Esperando en el asiento hay una botella de agua (que nos preguntamos si es necesaria), y un kit con amenidades para utilizar durante el vuelo.

Vista de Business Class de Lufthansa
Vista de los asientos

Como opción de bebida antes del despegue se ofrece agua, champaña y/o jugo de frutas. Ante la indecisión, el personal ofrece probar los dos. La champaña cumple y el jugo estaba delicioso. Mientras se espera a que terminen las formalidades del despegue del vuelo.

Bebida bienvenida Business Class de Lufthansa
Bebidas de bienvenida

Asientos e Instalaciones

La configuración en clase ejecutiva es de 2-2-2. Por lo que las ventanas no tienen acceso directo al pasillo. A pesar de esto, parece que sí hay espacio suficiente para esquivar al vecino sin molestarlo en caso de querer salir del asiento. La comparación con Premium Economy es que esa es de 2-3-2 y 3-3-3 en clase turista.

Espacio para los pasajeros

Con respecto al número de filas, hay al principio seis. Posteriormente está la zona de personal (o galeria) y los baños. Finalmente hay dos filas en la parte posterior de asientos de clase ejecutiva antes Premium Economy. Esta última está separada por mamparas.  La Business Class de Lufthansa cuenta con dos baños solamente, esta podría ser una de las críticas. Aunque casi todo el vuelo había alguno disponible, si hubo momentos que había que esperar.

Kit de Lufthansa

El asiento tiene un espacio personal de 64 pulgadas (162.5 cm), que es bastante cómodo. En el caso de que se recline, la superficie llega a las 70 pulgadas (178 cm). Solamente hay que considerar que el espacio para los pies es pequeño. Sin embargo, la nueva iteración de asiento hace que sea cómodo.

El asiento cuenta con una pantalla bastante grande y un excelente servicio de entretenimiento. Esta es tecnología touch, aunque también tiene un control guardado en el panel central entre asientos. Ahí mismo se encuentran los audífonos que son de calidad bastante aceptable. Cada asiento también tiene un contacto para conectar equipos electrónicos.

Panel de control central

Para algunos podrá ser molesto que no haya ventilas personales para cada asiento.

La pantalla tiene muy buen tamaño y gran selección para entretenerse

Servicio y Restauración

El servicio de Lufthansa suele ser estándar y generalmente positivo. Profesional y amigable. En este vuelo el servicio fue muy particular. La persona que atendía el asiento buscaba hacer lo mínimo, raro para la compañía alemana. Sin embargo, el resto del personal buscó entregar el plus para que la experiencia esperada no bajara. Cabe destacar que se contactó a la aerolínea con respecto a este asunto y tomaron acciones.

Los baños estaban limpios (al principio) y contaban con amenidades L’Occitane que se agradecen. Hacen que la experiencia sea un poco más agradable.

Baño de la Business Class de Lufthansa

El servicio de comida se dividió en una cena a 3 tiempos y un desayuno caliente antes de aterrizar. En el caso de la cena era pasta o carne (se eligió esta última) y la opción de postre era un pastel o queso. Se pidieron ambos y el personal que atendía lo negó (como todo lo que podía). Afortunadamente, otro amable asistente de vuelo sí lo sirvió. Al final, si queda comida se tira al llegar al destino.

Ensalada de Salmón
Carne con col agria y puré de papa
Postre de Chocolate
Quesos de Business Class de Lufthansa
Plato de Quesos

Antes de servir la cena se ofreció una bebida y almendras. El sabor y cantidad de la comida fue más que correcta. En verdad Lufthansa busca ofrecer un producto cuidado.

Desayuno de Business Class de Lufthansa
Huevos con champiñones para desayunar

Entre comidas el personal colocó una pequeña barra con bebidas y botanas para los antojos nocturnos.

Bocadillos durante la comida

Conclusiones Business Class de Lufthansa

El vuelo pudo haber sido malo. Hubo personal que no estuvo a la altura de las expectativas de una clase ejecutiva de una aerolínea cinco estrellas –polémica en el caso de Lufthansa—. Por el otro lado, el resto del personal se esforzó de más para compensar esta situación y poder satisfacer las necesidades de los pasajeros (o también vistos como clientes).

Business Class de Lufthansa
Listos para dormir en el avión
Business Class de Lufthansa
Vista de la cabina desde la parte posterior

La comida es adecuada y el asiento es cómodo. Por lo tanto si el precio es correcto, es una gran forma de volar si el bolsillo lo permite.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Booking.com

3 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com