Búsqueda personalizada

Azul: Una forma económica pero cómoda de viajar en Brasil

Brasil es un país enorme. Muchas veces queremos aprovechar al máximo y conocer más de un lugar cuando se visita el gigante Amazónico. La distancia entre ciudades puede hacerlo casi imposible. Afortunadamente ha habido una creciente ola de aerolíneas de bajo costo en Brasil, ayudando a los viajeros a movilizarse por este vibrante país. En nuestro caso, escogimos una de las más famosas por la ubicación: Azul. Esta aerolínea sale de un aeropuerto secundario al de Sao Paulo, el de Campinas Viracopos, que tiene sus pros y contras.

El aeropuerto, si se está en Sao Paulo, se encuentra lejos de la ciudad. También hay que considerar que el de Guarulhos tampoco está cerca. El problema se puede resolver viajando en autobús, que ayudará a evitar los altos costos de taxi o de Uber. Si se está en alguna de las ciudades aledañas como la misma Campinas, evitará tener que trasladarse hasta Sao Paulo.

Aeropuerto Viracopos Campinas
Exterior Aeropuerto de Campinas Viracopos

El aeropuerto no tiene tantas facilidades como el de Guarulhos, pero tampoco es tan grande y caótico. Es mucho más nuevo e iluminado. Lo que permite pasar por seguridad de forma más sencilla y no tener que hacer tantas filas. Hay lo suficiente y tampoco es necesario llegar con tantas horas de anticipación; si se conoce el aeropuerto, hasta con 90 minutos es suficiente.

Datos del Vuelo

Número de Vuelo: AD 4233

Partiendo 17:35 de VRC llegando 19:35 a SDU (Rio)

Avión Embraer E-195

El avión previo al abordaje

 Compra

La página de Azul es clara y amigable. Esto es sumamente importante porque al ser una aerolínea de bajo costo o low cost, se puede pagar por extras que no se contemplaron en un inicio. Si se va a llevar equipaje, es necesario seleccionarlo en la opción correcta porque en la tarifa Azul no está incluida.

La otra tarifa, y la que nosotros seleccionamos es Mais Azul, que ofrece por 20 USD extra por persona (depende la fecha y la demanda) poder documentar el equipaje, y además seleccionar un asiento normal. Otra de las opciones es que, si se llega temprano al aeropuerto, se puede tomar un vuelo más temprano sin costo siempre y cuando haya disponibilidad.

Cuando se escoge el asiento, por 15 USD más se puede seleccionar un asiento Espaço Azul que ofrece tres pulgadas más de espacio y abordaje prioritario. En nuestro caso, no vimos la necesidad por ser un vuelo relativamente corto.

Vista Brasil Vuelo
Además de movilidad, se compra la experiencia de apreciar Brasil por aire

Abordaje

El abordaje no comenzó hasta poco tiempo antes de que saliera el vuelo. Para los que están acostumbrados a los abordajes lentos como el de Aeroméxico, esto puede provocar sospechas de un retraso. A poco más de media hora de que fuera el abordaje, llegaron los pilotos y sobrecargos. Muy arreglados, y para nada podría parecer esto de bajo costo.

Organizaron a las personas por grupo. Empezando con los de Espaço Azul y luego según el lugar que se ocupe de atrás para adelante. Esta etapa fue ordenada y no tomó más de 15 minutos para que todos estuvieran en el avión. Lo que se pudo notar es que el avión estaba en buen estado.

El vuelo salió unos cuantos minutos retrasado, nada que no se compensara en vuelo.

La sala de estar

Experiencia

La configuración del avión es muy amigable si se viaja con un acompañante, ya sea amigo o pareja o en familia de cuarto, dado a que la configuración del avión es 2-2. Esto también ayuda a que el espacio en los compartimentos superiores no se sobre sature, aunque para algunos sí puede ser un problema.

Asientos de Espaço Azul

La distancia con el asiento de enfrente sin contratar más espacio es de 31 pulgadas (79cm.) que es el estándar de las aerolíneas “normales”. Siendo que para bajo costo es más que correcto. El ancho del asiento es de 18 pulgadas (45.7cm) siendo una pulgada más que el estándar de la industria. El resultado es que, para un vuelo corto como este, se viaja con bastante comodidad.

Asientos Normales

El despegue fue sencillo y permite apreciar la belleza natural de Brasil. Cada asiento tiene un sistema de entretenimiento, en el cual se pueden ver series o sintonizar la radio. Cabe destacar que también tienen anuncios de otros vuelos que inintencionalmente son muy agradables al ser fotos de otros lugares de Brasil que se antojan conocer. Muchos vamos a Rio por la fama que le precede, pero parece que hay que regresar a este país tropical más de una vez.

Cabina Llena
La cabina llena

Posteriormente, pasó una de los sobrecargos a preguntar qué se quería beber. No hay muchas opciones, pero el agua o el jugo se agradecen. Ya con la orden tomada por asiento, regresaron con las bebidas de forma rápida y posteriormente ofrecieron botanas. En nuestro caso se nos ofrecieron dos.

Bebida Azul Linhas Aereas
Bebida de cortesía
Comida Azul
Botanas salada y dulce

Para cuando terminamos de beber el jugo, pasaron por la basura y al poco tiempo llegó la hora de descender. La vista de Río desde el avión es bastante agradable. Una vez en el suelo, el avión tarda un poco en llegar a la posición final por la distribución del aeropuerto. No hubo sobresaltos con el equipaje.

Conclusiones

La experiencia con Azul fue muy positiva. Se puede recomendar ampliamente y quisiéramos que todas las aerolíneas low cost ofrecieran un vuelo tan sólido. El abordaje fue eficiente y rápido, y sabiendo que no se tiene que esperar tanto se puede optimizar el tiempo en el aeropuerto.

El servicio abordo fue amable. Si bien, no ofrece lo mismo que en una aerolínea de servicio completo, por lo que se pagó está muy bien. Incluso mejor que algunas Aerolíneas famosas que dan los mismos cacahuates en vuelos mucho más largos.

Definitivamente si la ciudad de dónde se parte y a dónde se va conectan eficientemente con el aeropuerto de Campinas Viracopos, es una decisión asertada tanto para viajes de negocio como para los que vacacionan.

Vista de Río a la Llegada
Family Trip
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Booking.com

3 comments

  1. Totalmente de acuerdo con este artículo. La semana pasada recién tomé un vuelo de Viracopos hacia Curitiba por Azul. Aeropuerto sencillo pero muy bien organizado y la aerolíneas Más! Se hace el abordaje con la debida anticipación y ordenadamente por grupos. Se puede sintonizar la tele en clase turista, los asientos son cómodos y el personal muy agradable. Algo que me sorprendió mucho y que menciona el artículo es que toman la orden de bebida por asiento! No van con el carrito estorboso por el pasillo y Te ofrecen 2 “botanas”! Entre ellas fruta! Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com