Búsqueda personalizada

Amanjiwo: Edén en Java

Aunque es un cliché que se está tratando de romper, las cadenas hoteleras ofrecen experiencias muy similares sin importar el destino. Por mencionar ejemplos, la distribución de los cuartos es la misma: el pasillo, el baño con el mismo arreglo y la cama. Por una parte, optimizan lo que el huésped necesita, y por otro lado, ayudan a la simplificación de diseño, construcción y mantenimiento. Durante la década de los noventas y años dos mil, podía esperarse de un Marriott, Ritz Carlton, o Hilton, prácticamente lo mismo sin importar estuvieran ubicados en París, Moscú o Tokio. En el mejor de los casos, ciertos hoteles variaban por sus construcciones en diferentes puntos del tiempo. Esto fue la experiencia en Amanjiwo.

La tendencia actual es ir cambiando esa idea. Los viajeros buscamos incorporar experiencias más auténticas al lugar hacia donde viajamos. De esta manera, es como AirBnb y algunos hospedajes ofrecen alojamiento: no vayas a cierto lugar, mejor vive ahí. Con Pros y Contras, este tipo de recintos se presenta como una alternativa a los hoteles tradicionales. También, las mismas cadenas están buscando diversificar sus portafolios y tener una oferta más customizada a cada lugar. Dentro de todo esto, existe una compañía que se adelantó a la tendencia y desde su origen ofrecen lugares especiales que muchas veces son una atracción en sí mismo: Aman Resorts.

La cadena surgió a finales de los 80s, cuando lo que sería originalmente una casa mutó a un hotel boutique. Aquel destino era Phuket, paradisiaco punto de Tailandia. El concepto fue tan popular que para 1992 ya era una firma internacional. Actualmente poseen más de 30 hoteles en veinte países diferentes. En este artículo vamos a reseñar la experiencia que tuvimos en Borobudur, en la isla de Java.

Borobudur Indonesia How to get
Borobudur está muy cerca del hotel Amanjiwo

Debemos confesar que nunca nos habíamos quedado en un Aman Resort, a pesar de haber estado en algunos lugares que poseen hoteles de esta cadena. El motivo: precio y desconocimiento. Generalmente hospedarse en un hotel de estos, será dos o tres veces más caro que su competencia. Aunque su oferta no es precisamente comparable.

Diseño minimalista de Amanjiwo
El concepto de Amanjiwo es particular: servicio personalizado, ubicaciones especiales y diseño único y minimalista

Es importante revisar las diferentes opciones para reservar, pues a veces dos noches pueden ofrecer mucho más valor que reservar una. Nosotros pudimos conseguir un paquete que incluía un tratamiento en el SPA, desayuno y traslados lo cual representa un buen valor. También tenían opción de tres días incluyendo actividades extras.

En nuestro caso, no fue necesario el traslado ofrecido del aeropuerto al hotel, pero sin duda es una amenidad excelente dado a que este lugar se encuentra a más de una hora del aeropuerto Adisucipto (JOG). Tener traslado de ida y regreso ayuda a recuperar el valor de lo pagado.

Llegamos a Amanjiwo aproximadamente 10 de la mañana. No esperábamos estuviera lista la habitación, ya que usualmente la hora de entrada es a las 15:00. Después de ser recibidos amablemente por el staff, nos sentaron en recepción mientras revisaban la tarjeta y habitación. El gerente del hotel se sentó a platicar narrando anécdotas de cuando trabajaba en otros hoteles de la misma cadena. Preguntó si
queríamos beber algo y al solicitar nuestro café, indicó nos lo enviarían al cuarto.

Servicio de Café
 Servicio de café

Luego de unos momentos nos trasladaron a la habitación y nos sorprendieron con un ascenso a la siguiente categoría, desde esa habitación teníamos una impresionante vista al valle de Borobudur y podíamos ver el templo budista desde el inmenso balcón. En breve llegó café de gran calidad y en su punto con galletas. Cabe resaltar que este servicio no se cobró al final.

La habitación fue prácticamente una villa. Tiene una entrada lateral con acceso al cuarto y todas las comodidades (excepto televisión afortunadamente). Además de los espacios de descanso, facilitan un kit de pintura, que sugerimos no llevarse, fruta y galletas complementarias. El baño también es muy amplio y aquí se denota el año de fundación: sí, se ve la regadera y el WC un poco retro.

Detalle de fruta en la habitación
Fruta local en la habitación 
Lavabo Amanjiwo
Lavabo en la habitación. Se cuenta con dos en el baño

 Al utilizar algún jabón y salir de la habitación, como por arte de magia se encontraba uno nuevo. Lo mismo se puede decir de la cama: siempre estaba tendida. La atención a detalle es única. El nivel de servicio sube a otro nivel. Hay otras cadenas de hoteles que ofrecen un producto excelente: Peninsula, Four Seasons, Mandarin Oriental. Pero sin duda, el nivel de detalle de un Aman Resort es único.

Amanjiwo Room interior
Distribución del interior y el exterior de la villa 

A pesar de haber otros huéspedes entre las 36 habitaciones, nunca nos enteramos que tan ocupado estaba el hotel. El diseño está pensado para que se sienta exclusivo. Vimos otros huéspedes en la alberca o restaurante, pero sinceramente está tan bien distribuido que se percibe la sensación de paz y armonía.

Tina exterior
Todos los aspectos del diseño están muy cuidados., como el de la tina exterior

El desayuno es a la carta y muy abundante, por lo que es importante evitar desperdicio de alimentos. No escatiman en lo que ofrecen al huésped: desde café kopi luak hasta huevos benedictinos con salmón. La calidad y presentación de los alimentos supera las expectativas. También se agradece el lugar donde sirven, junto a la alberca y con vista a las áreas color esmeralda que regala la isla de Java.

Desayunador
Desayunador con vista a la alberca 
Space for breakfast Amanjiwo
Zona para desayunar en el hotel 
Amajiwo Breakfast A la Carte
Plato de fruta servido en el desayuno 
Desayuno Amanjiwo
 Desayuno a la carta en Amajiwo

La alberca tiene una temperatura adecuada para nadar y relajarse: ni muy fría que cueste trabajo entrar ni demasiado caliente que canse o fastidie. Tienen bien estudiado ese punto. Los camastros son de calidad y toman lo mejor del minimalismo para verse elegante de acuerdo a la vegetación. El personal de la alberca proporciona toallas, cubre los muebles de exterior con las mismas y ofrecen bebida de agua con limón –sin necesidad de pedirla–.

Vista desde la alberca Amanjiwo
Vista desde la Alberca

Cuando se disfruta de un hotel tan especial, no dan ganas de salir, pero si desean conocer la zona (algo obligatorio), existen distintas opciones como tours a Borobudur, paseos en bicicleta o clases de cocina. En nuestro caso realizamos las visitas antes para que una vez llegando al Aman Resort pudiéramos sacar todo el jugo posible.

Espacio Alberca Amanjiwo
Detalles que impresionan en Amanjiwo
Alberca Amanjiwo
Todos los detalles del diseño están cuidados

Lo único limitante de la remota ubicación es el consumo de alimentos. Por una parte, se agradece que el hotel no repare en costos (internet incluido en la tarifa, café complementario a la llegada, fruta fresca en la habitación, agua de sabor al llegar a la alberca), hay que reconocer que la comida no incluida sí es considerablemente cara. Es de gran calidad, pero no de nivel equiparable a un restaurante Michelin o a la alta cocina. Considerando que en Indonesia la comida no es cara, es un punto a considerar.

Menú de degustación Amanjiwo
Ejemplo del Menú de degustación con muestras de comida típica de Indonesia 
Dinner Restaurant Amanjiwo
Vista del restaurante Amanjiwo

Respecto a los consumos internos dentro del hotel, jamás hay que firmar algo. No se tienen cuentas o datos, pero mantienen todas las notas precisas a la salida para revisión. Esto ayuda a no interrumpir el sentimiento de relajación. Sugerimos tener presente lo que se pide para no llevarse sorpresas desagradables al final.

Balcón Amanjiwo
Balcón de la habitación con vista a Borobudur. Se quiere aprovechar hasta el último minuto el confort de este lugar

El día de la salida teníamos que dejar el hotel alrededor de las dos de la tarde. Normalmente los check out son a medio día. Se resalta que jamás nos solicitaron dejar la habitación a alguna hora en especial. El personal tenía conocimiento de la partida puesto que el traslado al aeropuerto estaba considerado. Suponemos que, al no tener tanto movimiento, permiten a los huéspedes quedarse más tiempo. Tal vez si estuvieran saturados lo manejarían de alguna manera cortés. Al final se agradece la estancia que supera las 24 horas. Igualmente, ese mismo día asearon el cuarto (como de costumbre, dejándola impecable).

Lobby Amanjiwo
La recepción está optimizada para hacer el check in y check out en diferentes lugares

Al momento del check out recogieron las maletas de la habitación y mientras pagaba en la recepción, suben el equipaje a la camioneta. Este resort aplica un 10% por servicio, lo cual es adecuado porque ya no es necesario pensar en  propinas. Es una manera elegante, digna y efectiva de encargarse de este asunto.

Al subir a la camioneta el personal nos despide. Este no es un traslado cualquiera: tienen agua y deliciosas galletas en el coche, además de que el vehículo tiene elementos decorativos y de confort adicionales a los de línea. También nos entregaron un obsequio de despedida. Al llegar al aeropuerto, cuentan con personal que baja el equipaje y lo traslada hasta el mostrador de la aerolínea. Cuando documentábamos, nos percatamos que las maletas ya traían identificadores de AMAN. Un detalle que fascina.

Traslado hotel aeropuerto incluido Amanjiwo
El traslado al aeropuerto desde el hotel  Amanjiwo

Después de unas horas en un AMAN resort, no es difícil volverse fanático y querer ahorrar para conocer otra de sus propiedades o buscar regresar al mismo: Amanjiwo. 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sigue viajando

Booking.com

4 comments

  1. Me fascina la manera que nos llevan a esos recorridos donde todo se antoja, desde planear un viaje tan lejano y disfrutar todo lo que te ofrecen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Booking.com